sábado, 26 de noviembre de 2016

Run Forever



"Run Forever"  es el documental que narra como Nick Spinks hace historia, al ser la persona mas rápida en hacer un doble "Bob Graham Round". Nicky, una granjera de 49 años, que ha superado un cáncer, tardó 45 horas y 30 minutos, mejorando el anterior récord en una hora, un récord que perduraba desde el año 1979.  Roger Baumeister, el poseedor del legendario record, ayudó a Nicky durante su intento de batirlo.

La "Bob Graham Round", es un reto que tiene como escenario el Lake District National Park (Parque Nacional Distrito de los Lagos, en Inglaterra), un entramado de montañas y lagos, epicentro del "fell running" (carreras por montaña) desde hace mas de cien años.
 Bob Graham, dueño de una pensión en Keswick,creó este recorrido que permanece inalterable desde el año 1932.  Sólo un año después de su creación, Graham fue el primero que logró completar este recorrido de 72 millas (algo más de 115 kilómetros) y más de 8.220 metros de desnivel positivo (conocido como el "Everest Ingles"), empleando menos de 24 horas.
A pesar de que pensaba que sería fácil que cualquiera superara su tiempo, de 23 horas y 39 minutos, el récord de Graham no fue batido hasta 28 años después.

 A partir de la década de los sesenta, otros corredores acudían a Keswick para completar el recorrido ideado por Graham, e incluso se empezaron a crear otro tipo de modalidades, como la de Ken Heaton, que tuvo la idea de superar los picos logrados por Graham, y llegó hasta los 51 picos en menos de 24 horas. Cada vez más gente se interesa por la BGR, si bien, la plusmarca del recorrido sigue imbatible desde 1982, cuando Billy Bland completó los 115 kilómetros en 13 horas y 53 minutos.

 Para hacer oficial el logro, se debe salir y regresar desde el Moot Hall en Keswick, en menos de 24 horas. El paso por cada una de las 42 cimas, y el tiempo de paso, ha de ser atestiguado por un acompañante (o varios repartidos por tramos), y registrado en un formulario oficial. La ruta no está marcada, así que se precisan los mapas de la zona, y destreza para encadenar las cimas en el mejor orden.






Entre las mujeres, el mejor tiempo lo atesora Nicky Spinks, que en el año 2015 dejó el record en 18 horas 6 minutos. En lo referente a cantidad de picos ascendidos, el récord lo ostenta tambien Nicky Spinks que, en el año 2011, logró la friolera de 64 picos ( a sólo 13 de la mejor marca masculina) en 23 horas y 15 minutos. Nicky, que en 2005 fue diagnosticada de cáncer, venció a la enfermedad y a las montañas, siendo la poseedora de los records de otras dos grandes rondas, la Paddy Buckley (en Gales) y la Ramsay Round (en Escocia).
Entre sus logros también cuenta con un primer puesto en el Grand Raid Pyrenees, y un cuarto puesto en el Grand Raid Reunion (la Diagonal de los Locos)




 

jueves, 6 de octubre de 2016

CORRER ES CORRER



Grecia, año 2007, un pequeño y desconocido polaco, lidera la ultramaratón por excelencia, la Spartathlon. Piotr Kurylo, al que muchos están tomando por loco a estas alturas, lleva horas escapado en primera posición, perseguido por el vigente campeón de la prueba, la leyenda viva de EEUU, Scott Jurek.
Piotr, cuya única referencia para los demás es haber acabado la prueba el año anterior, apenas una hora antes del cierre de meta, va lanzado como un kamikaze hacia Sparta.
A estas alturas, Jurek lleva 193 kilómetros de carrera, y ha descolgado a la élite de la prueba, tipos como Valmir Nunes (ganador en 2001), Markus Thalmann (ganador en 2003), Jens Lukas (ganador en 2004 y 2005) y el japones Sekiya Ryoichi (ganador en 2002 y 2009).......pero no logra alcanzar al jodido polaco.

Mientras tanto, toda la atención de la prueba se la lleva Piotr, sobre todo cuando se destapa una noticia que deja a todos boquiabiertos: el polaco ha llegado a la salida en Atenas, ¡¡¡ corriendo desde Polonia !!!
El tipo ha recorrido 2800 kms, tirando de un carrito de bebé "tuneado" para la ocasión, con todo lo necesario para sobrevivir las seis semanas que ha durado su viaje (una media aproximada de 70kms diarios).

Finalmente, Jurek consiguió adelantar a Piotr en la oscuridad de la noche, y apretó el ritmo para desaparecer de su vista, y simular encontrarse mucho mejor de como en realidad se encontraba (no quería que el polaco se viera con posibilidades y le amargara la fiesta).

Al final, "el hombre del carrito" (como empezaron a llamarle), llegó a meta en segunda posición, con un tiempo de 24 horas 29 minutos 41 segundos, y se desmayó a los pies de la estatua de Leónidas.



Básicamente, después de su gesta, Piotr recibió lo mismo que el resto de corredores llegados a meta, una corona de laureles y un sorbo de agua......y a día de hoy sigue siendo prácticamente un desconocido (casi seguro que es la primera vez que lees sobre esta historia y sobre Piotr).

En esencia, esto es lo que mantiene vivo el espíritu de los ultramaratones: si no hay premio en metálico, ni fama,  los necios y el dopaje se mantienen alejados. Pero ¿cuanto va a durar sin corromperse?

Coge una carrera a pie, donde no haga falta correr, llámala "Ultra", y agotaras dorsales. Tendrás cientos de personas ( que apenas aguantan corriendo 20 kilómetros a ritmo decente sin pararse) creyéndose ultrafondistas, o ultrarunners (que suena mejor). En un par de ediciones, una marca fuerte verá el filón, y patrocinará la misma.
Ahora, has conseguido un negocio, no una carrera, donde una legión de caminantes (disfrazados de polaco) protestan por el polvo del camino y por la calidad de la prenda "finisher" ;  una manada de insolentes, a los que no conformarías con un puñado de laurel y un sorbo de agua.

Si observas internet, hay pruebas que parecen el Mayo de las Comuniones, donde hay mas preocupación por el menú y el álbum de fotos, que por el acto en si y su esencia. Se dedica mas tiempo a escoger el traje, que a preparar la ceremonia. Luego, todos la mar de monos en la linea de salida, y en las fotos de meta........si se llega....

Correr es correr, al menos respetemos eso.

Podemos correr por correr, a diario, sin tener que demostrar nada a nadie. Podemos correr en pruebas de 25 o 30 kilómetros, y acabar agotados, y pletóricos.
Podemos correr un maratón, sin creernos anticuados, y sentir el orgullo de antaño.
En cualquier caso, habremos corrido, en el sentido literal del verbo, y en la esencia del acto.

Incluso Piotr y Jurek, se vieron obligados a caminar en la subida al monte Parthenio, no por descanso, sino por imposibilidad y por cordura. No es algo que les haga débiles, es que la pendiente lo exige, como en otros momentos puntuales de la prueba.
A veces hay que caminar, y punto.

Pero cuando se camina todo el rato, y lo que se hace "a veces" es lo de correr, queda claro que alguien ha bautizado mal la prueba, llamándola carrera.

No todos podemos correr 70 kilómetros diarios durante seis semanas......y menos tirando de un carrito. No todos podemos acumular mas de 100 kilómetros semanales en las piernas. No todos nacimos en lo alto de una montaña, o nos caímos de pequeños en la marmita de Panoramix el druida.
No todos podemos ser ultrafondistas........o al menos no podemos serlo sin pagar el precio.
Un precio que supone horas sin descanso, sin otro ocio que correr, y conseguir asimilarlo. Un precio que supone delgadez, dolor corporal,  y conseguir no caer lesionado. Un precio que supone ausencias y horarios, cambios de humor, y conseguir no trastornar un hogar, ni las relaciones humanas. Todo ello quizás, por un puñado de laureles y un sorbo de agua.

Correr es correr, y eso quizás si que podemos hacerlo, no uniendo Atenas con Sparta, pero al menos despegando los pies del suelo, fieles a la definición del acto.
En una sociedad de disfraces y de engaños, de perfiles retocados, de reality shows, donde todo el mundo finge ser quien no es para acumular seguidores, todo está contaminado......todo el mundo juega al mismo juego de tramposos.

Piotr Kurylo lo dio todo, hasta caer desplomado, corriendo con las reglas del correr, en la madre de todas las carreras........y para el mundo no es mas que un desconocido. Creo que al menos merece estos renglones, destapar por un día su difícil nombre, y que alguien mas ,que se dice ultrafondista, conozca su hazaña.

Correr siempre será correr, aunque se empeñen en disfrazarlo.






miércoles, 14 de septiembre de 2016

CORTAFUEGOS



Entre las cosas mas feas del mundo, sitúo los cortafuegos y las camisas hawaianas . A las segundas les metería fuego en una gran montaña, y a los primeros no, porque precisamente existen  para lo contrario.......pero nadie dudará de su fealdad y de que dañan la vista desde la distancia.
No cabe duda de que las cosas feas , no por feas son inútiles, y que incluso la mayoría nos son imprescindibles (menos las camisas hawaianas).
En este apartado, el de cosas feas útiles, meto a los cortafuegos, no solo por su función primaria, la de cortar el paso a las llamas en un eventual incendio, sino por esa segunda función que le damos mas de un corremontes, la de centro de alto rendimiento.
Y no me refiero a cualquier cortafuegos, sino a esos que suben a lo bestia por la ladera de una montaña, esa traza vertical de color mas claro que es visible  en la lejanía, como si un gigante hubiese empezado a rapar la cabeza del susodicho monte.
No seré yo el único que, mientras conduce ,observa entre las montañas cercanas uno de esos verticales cortafuegos, y fantasea con subirlo al trote, o apoyando las manos en las rodillas debido a la pendiente.

Si ha sido creado por las máquinas, se puede acceder a pie hasta el. Es lo bueno de los cortafuegos, que llegas hasta ellos con relativa facilidad, por caminos o pistas forestales.

En ellos se han escrito páginas sueltas, o diarios completos, de cientos de montaraces en busca de su objetivo del año, o de su anhelado sueño alpino.
Horas de subidas y bajadas, cuantificadas por el número de repeticiones, o el número de pasadas dentro de un mismo circuito.

Cortafuegos con nombres  y con carácter. Cortos y pronunciados, o largos y tendidos, pero que acaban sacando el resuello, y el dolor de cuadriceps.

 Encierran a su vez el juego mental, y la forja de la voluntad. Sabes que tres subidas son duras, seis una tortura, y diez un calvario......y acabas luchando mas contra la mente que contra el cuerpo, o contra el propio cortafuegos, en la frontera del abandono. En tu mano tienes la opción de dejarlo, de no subir mas, y aun te quedan tres...... Crece en tu mente el deseo de parar, y has de superarlo. Es algo que marcará la diferencia en carrera, cuando las cosas te vayan mal, y planee sobre ti la sobra de la retirada.
En los recorridos circulares, cuando entrenas, aunque tengas ganas de abandonar, no tienes mas remedio que llegar al punto de partida, y el trabajo es físico al fin y al cabo.
A los pies del cortafuegos, es tu mente la que determina si completas lo pactado, o te marchas con la cabeza baja y la voluntad vapuleada.

 A veces, un cortafuegos marca la diferencia, eso y la soledad. Arropados por la compañía en las tiradas largas, por el plan prefijado, por las decisiones unilaterales, el trabajo mental es nulo, no hay conflicto interior.
Luego, como viene sucediendo, se tira la toalla demasiado pronto, demasiadas veces.
Sería mas sensato mirar muchas veces a los ojos de ese feo cortafuegos, antes de decantarnos por esas bellas siluetas nevadas de Los Alpes o Los Pirineos, donde se acaba abdicando a los primeros atisbos de cruda realidad.

Dejo un divertido vídeo que muestra que hacer con unas cervezas, un feo cortafuegos, y un look horrible.


miércoles, 10 de agosto de 2016

La pompa de jabón


Nada mas frágil y perecedero que una pompa de jabón. Nacida de la casualidad o del empeño, su vida dura apenas unos segundos. Su simplicidad es mágica, cautiva las miradas y hace feliz a los mas pequeños. Contiene brillos, reflejos y arco iris en su escaso ser. Por momentos llega a ser Sol, Luna, luz, oscuridad, lienzo, espejo,pájaro.....y de pronto.....nada.....fin. 

En cierto modo eso es la ilusión. Nacida de la casualidad o del empeño, llega a serlo todo, pero tiene los días contados, o los segundos, como la pompa de jabón.
Al igual que el artista necesita su musa, la ilusión necesita una fuente de ignición. Antaño ,nacida de historias y leyendas, contadas alrededor de la mesa o la hoguera, relatos de viajes a lugares lejanos, de aventureros intrépidos, o de hazañas humanas irrepetibles.........que la ilusión empujaba a intentar repetir.

Hoy las musas se agolpan en la pantalla, y se dan codazos por ganar tu atención. Hay tanto flujo de aventureros y hazañas irrepetibles, que la ilusión se hace frágil, tanto o mas que una pompa de jabón entre las zarzas.
Las ilusiones no cuajan, los fracasos no duelen.

La ilusión se compra en los chinos, te sale barata y se rompe fácilmente, así que, se tira sin mas a la basura, sin intentar repararla, y se compra otra nueva.

El fracaso no empuja a mejorar, a reintentar , a mantener la ilusión por alcanzar el deseado objetivo, a regresar con mas fuerza. El fracaso está tan adornado y maquillado que no duele.



¿Que fue de aquel tozudo que sudaba cada tarde por alcanzar su cima? ¿que fue de aquel pesado que te daba la brasa con sus cuentas pendientes en el bucle imposible?¿donde quedó aquel "no pararé hasta que lo consiga"?

La derrota solía quitar el sueño, y para cuando te dejaba dormir, te atormentaba con pesadillas repetitivas, viéndote rendido una y otra vez. Imágenes en blanco y negro de ti mismo, tirando la toalla, vencido por el reloj, siendo despojado del dorsal a manos de un desconocido......

La respuesta a ese tormento consistía en poner fecha, invertir horas, pedir consejos, hipotecar los descansos, sacrificar hábitos, rozar la obsesión.
Creer en uno mismo, sin bajar el listón, manteniendo la meta en su sitio, mutando poco a poco ,a base de esfuerzo, en alguien capaz de cruzarla por fin.

Cual pompa de jabón, las ilusiones frágiles ,asidas a voluntades de mantequilla, pasan página horas después del descalabro. Se cambia la cima por el campo base, el bucle imposible por la circular factible, se recorta el desnivel, se pellizca la distancia, se acerca la meta a tal distancia, que el individuo prescinde de mejorar.



Una pequeña aldea, poblada por irreductibles bichos raros, resiste ahora y siempre al invasor, con una poción mágica que los hace invencibles: la tenacidad.

Allí vive Mark, que luchó año tras año por llegar a Esparta, por tocar el pie de la estatua de Leónidas, por ser coronado de laureles en la meta de la Spartathlon......hasta que lo consiguió. Ahora se encuentra peleando por tercera vez contra La Ultra-The High, contra sus 333 kilómetros por la carretera mas alta del mundo, en el Himalaya. Jamas cejó en su empeño por mejorar, por aprender la economía del movimiento, para llegar mas lejos, mas rápido, y cruzar sus metas, esas que siempre han estado al final, en el mismo punto, donde su ilusión las había situado desde el primer momento.

Allí vive también Javi, que persiguió "su Luna" una y otra vez, situada en tres horas y media de reloj, a 42 kilómetros de la salida. Horas de soledad y esfuerzo, de rechazar otros planes para centrarse en su objetivo.
Siempre amigo de los retos de tres cifras, no dudó en quedarse rezagado y solo, sabedor de su ritmo, en proyectos de mas de cien o doscientos kilómetros, uniendo ciudades distantes, uniendo una orilla con una cima, uniendo un amanecer con el siguiente.

Tipos que no nacieron para correr, o a los que una fractura múltiple daba por desahuciados , tipos con una tenacidad y una ilusión inquebrantables, a los que el fracaso siempre ha logrado mejorar.

Van estas letras para todos esos habitantes de la aldea, allá donde vivan, y sea cual fuere su motivación. Tenéis toda mi admiración.

(Dedicado especialmente a Mark Woolley y Javier Hernández Sansalvador)



lunes, 6 de junio de 2016

Sobre canales, cornisas y bloques.



Recuerdo mi participación en la Hiru Haundiak del año 2008. Aquello era simplemente un ultra trail, una prueba de "gran fondo por montaña" , una carrera de 100 kilómetros con 5000 metros de desnivel positivo. El punto de inflexión apareció a los pies del Anboto. La verticalidad de la subida (y la posterior bajada), obligaba a extremar la prudencia y echar mano a la piedra en mas de una ocasión. Allí, a los pies del Anboto, quedaron muchos corredores bloqueados, por el miedo , el respeto o la falta de confianza en su destreza para subir por aquella pared de piedra. Algunos, comenzaron a subir, pero acabaron dando la media vuelta, renunciando a continuar.

 Por mi parte, plegué los bastones, subí con cuidado, bajé ayudado por la cuerda instalada por la organización y continué hacía la siguiente cima, la del Gorbea. Crucé la meta, cansado, pero encantado por el ambiente de la prueba, y por haber pisado tres nuevas cimas (Aizkorri, Anboto y Gorbea).

 De vuelta a casa, en los foros de carreras, se generó la polémica sobre aquella subida al Anboto. Salieron partidarios y detractores, voces que denunciaban de irresponsables a los organizadores, y otros que afirmaban que hasta los críos subían por allí los fines de semana en excursiones familiares. 

Yo, por aquel entonces, ya tenía un UTMB acabado, y había practicado un poco de escalada deportiva en los años previos a comenzar a correr. Así que, ni los desniveles, ni aquella trepada, me llevaron  a la indignación.
 Hay que tener en cuenta que, por aquel entonces, en aquel foro, casi todos eramos corredores de asfalto llegados a la montaña y al ultrafondo. El termino "trail" o "ultra", mezclaba distancias y terrenos indiscriminadamente. Todo era Trail, y todo lo que pasara de 42 kilómetros era Ultra. 

 Poco a poco, fuimos diferenciando terrenos y dificultades, separando "campo" de "montaña", subidas a picos por pistas forestales corribles, o subidas por palas y canales.  Cada cual se fue situando según su condición física, sus habilidades, y sus gustos y preferencias. Cada cual se descartaba de cosas como el Aneto o la Travesera, y se decantaba por opciones mas adaptadas a su persona. 

 Fruto de la oleada de neo-corredores al mundo del trail y la montaña, y de la creciente dificultad técnica de algunas pruebas, se ven reacciones ,en las redes sociales ,como la generada por aquel Anboto del 2008.
Cada vez es mas común leer crónicas de particulares, donde se denuncian situaciones en las que ,el que redacta el escrito, opina que se ha debido neutralizar o suspender una prueba por causas meteorológicas. También es común leer que el recorrido de una determinada prueba era demasiado técnico, arriesgado, peligroso........o que los tiempos de corte eran muy apretados. 

 Bajo mi humilde opinión, se están cometiendo muchos errores, por falta de información, por falta de clasificación, y por exceso de audacia y arrogancia.

 Cualquier prueba que se precie tiene su perfil "diente de sierra" o "boca de tiburón". Ves como la gente comparte orgullosa la foto del perfil de su próxima prueba, esa gráfica con muchas subidas y bajadas, que es indicativo de la dificultad de la misma....¿o no? 

Cualquier carrera que suba una loma de 200 metros seis veces, tiene su perfil "diente de sierra", y eso no refleja la dificultad de la misma. 
 La ecuación distancia-desnivel-tiempo de corte, es tan engañosa como golosa. La masa corre a inscribirse en pruebas donde, la falta de información crucial, les hace verse cruzando la meta.
 Escuchas a gente justificar sus posibilidades por "comparación" con pruebas que ha logrado finalizar con anterioridad. 
Quizás,  esa información crucial, supondría una merma en el numero de inscritos a una determinada prueba, y eso no es rentable para un organizador, así que la omisión de determinada información pasa a ser una estrategia de mercado.  

 Mas allá de un simple perfil, se debería describir el tipo de terreno, el numero de pasos complicados, de trochas, cornisas, zonas de bloques, si estas zonas estarán  equipadas con cuerdas o cadenas, y el peligro real que puede suponer un simple traspiés.  
 Como ejemplo, en la Lakes Sky Ultra, el organizador, exige antes de poder inscribirse, acreditar experiencia y soltura en montaña, y avisa literalmente : "No cometa un error, este es un evento con un riesgo inherente. Si sus rodillas tiemblan, teme la exposición a las alturas, o no se siente cómodo usando las manos en las rocas, esta carrera no es para usted".
Por supuesto, el numero de participantes es reducido, pero tras la celebración de la prueba no lo han puesto a parir en internet por la dificultad y riesgo del recorrido de la misma.




 Una simple clasificación de las pruebas, según su dificultad, asignando por ejemplo unos grados D1, D2, D3...... facilitaría el asunto. Una prueba puede ser en su 80% de dificultad D1, y tener dos pasos de dificultad D3, lo cual debe estar bien indicado en su perfil, junto con la explicación de dicho tramo. Esto es solo una idea que se me ocurre. 

 Otro de los errores que se cometen atiende a la actitud frente a la meteorología. 
 Cuando yo salgo a entrenar por mi zona, con mal tiempo, se por donde puedo y por donde no debo pasar, y también se cuando darme la vuelta y regresar al coche......o incluso cuando no es día para salir a correr por dicha zona y, o me quedo en casa, o tiro para otra zona menos comprometida con días de mal tiempo. 
Todo eso lo hago según mi propio juicio, y no espero a nadie que me diga si debo regresar al coche, o quedarme en casa. 
Cada fin de semana leo a gente denunciando que una prueba no se suspendió o neutralizó por mal tiempo, que no eran condiciones para disputar dicha prueba,pero ellos continuaron hasta meta.......No me jodas ¿necesitas que alguien te diga que pares cuando estas jodido por el frío o la lluvia? ¿no eres capaz de decidir algo tan sencillo y vital por ti mismo? ¿o es que tu orgullo te lo impide y queda mejor decir que fue la organización la que decidió que pararas?

 Sirva como ejemplo nuestro último viaje a Inglaterra para participar en una prueba en el Lake District National Park.  Con nevadas, temperaturas bajo cero, y alertas por fuerte viento, el organizador no suspendió la prueba. 
Nosotros, pasamos tan mala noche en las tiendas, la noche previa a la primera etapa, que decidimos no participar, porque consideramos que no eran condiciones para disputar una prueba de tres días, por montañas nevadas,  sin marcar, donde solo te dan un mapa de la zona y unos puntos de paso. Al final de cada etapa, debías montar tu propia tienda, cocinar tu comida, y tratar de conciliar el sueño.......si el frío y el viento te lo permitían .
 La prueba se desarrolló como pudo, y nosotros nos buscamos la vida por nuestra cuenta, lejos de allí. No se nos ocurrió arremeter contra el organizador, ni nada por el estilo, simplemente asumimos que lo íbamos a pasar mas mal que bien, y que no se trataba de eso. 
 Tan sencillo como eso, el mal tiempo, en montaña, lo es mas, y tu has de determinar si estas preparado para afrontarlo, y si te apetece hacerlo. 

 Por su parte, los organizadores deberían especificar si la prueba se neutralizará o suspenderá por mal tiempo, y en caso contrario, dotar al recorrido de los medios de visibilidad y seguridad necesarios para dicho mal tiempo.  Reforzar la visibilidad de las balizas en caso de niebla, o exigir GPS con track de la prueba a cada participante. 
 En el caso de la seguridad, por ejemplo, equipar con cuerdas una trepada que, con la piedra seca, puede ser sencilla, pero con lluvia puede ser mortal. 




 Hasta el momento, a ningún organizador, ni federación de montaña, se le ha ocurrido exigir el casco como material de seguridad obligatorio, pero habría que tenerlo en cuenta. En mas de una prueba, hemos estado esquivando las piedras que nos caen desde arriba, subiendo una canal, provenientes de los corredores que nos preceden; o en una bajada, arrojadas por corredores que vienen por detrás.  Puede parecer una medida exagerada, e incomoda, pero el día que un bolo golpee a alguien en la cabeza, hablaremos del asunto. 

  Aun cuando todos estos aspectos mejoren, y se cataloguen las pruebas por su dificultad técnica, y se asuman los riesgos del mal tiempo, la audacia y la arrogancia, seguirán arrastrando gente poco capaz, a pruebas con necesidad de serlo.
 Leamos la letra pequeña antes de inscribirnos, y analicemos nuestras posibilidades, solo así podremos culpar al organizador por sus culpas, y no por las nuestras.

 P.D: Dejo como ejemplo de prueba con elevada dificultad, y mal tiempo, un vídeo de la Lakes Sky Ultra, prueba a la que he hecho referencia en esta entrada.


miércoles, 1 de junio de 2016

Memento Mori





"Memento mori es una frase latina que significa “recuerda que morirás” y que se usa para llamar a la modestia a una persona, recordándole que todos somos humanos y que a todos nos llega el momento, indicando también que la vida es, al fin y al cabo, muy corta."

No hay mayor certeza que la muerte, inexorable , inevitable e impredecible. Nadie escapa a ella. Está presente en nuestro entorno, en cada mueble de madera, que un día fue árbol, en cada plato de comida, que un día fue vegetal o animal.
Vivimos evitando la muerte, día a día, respirando, latiendo, huyendo del frío y el calor, manteniendo unas constantes que nos unen a una vida que la muerte trata de arrancarnos, desde que una cachetada provocó nuestro primer llanto al nacer.
Nacer para morir, ese es nuestro destino, y mientras tanto sobrevivir, y con un poco de suerte VIVIR.

Participar en la encrucijada de sentimientos y relaciones humanas, en los amores y desamores, en las amistades y enemistades, en los nacimientos y en los funerales.
VIVIR, conscientes de nuestra vulnerabilidad, de nuestra caducidad, tratando de arañar un día mas, sin que sea uno mas......

Participar en la partida, en una que al final ganará la muerte, haciendo que la partida sea larga y entretenida; poniéndoselo difícil a esa hija de perra.

Hay tantas cosas por hacer, tantas metas por cruzar, tantas cimas por coronar, que no podemos permitirnos perder una ficha.




Me dan escalofríos cuando veo a gente entregada, apenas treintañeros, desparramados frente al televisor, o sentados en el mismo escalón, día tras día, navegando al pairo, sin otro destino que el vacío , sin rumbo ni tierra en el horizonte.

A veces creo que los problemas son necesarios, porque es lo único que hace despertar a la gente, los zamarrea y los pone a luchar. En cantidad de ocasiones, un problema, una lesión, incluso una enfermedad, han provocado historias de superación, de consecución de sueños. Gente a punto de tocar fondo, se ha revuelto y ha conseguido llegar mas allá de lo que nunca imaginaron.

Lo que el viento se llevó......lo dejaste escapar tu.
Cualquier tiempo pasado fue mejor.......si no haces nada para mejorar tu presente.
El tiempo lo cura todo......cuando luchas por sanar.

Es ahora o nunca. Marca una "X" en el mapa. Rodea una fecha en el calendario. Sacude el polvo de las botas. Haz esa llamada de teléfono. Ponte en camino.



No vivas solo por los demás, vive por ti, no vivas solo para los demás, hazlo para ti. No pierdas la fe........la fe en ti.
No juegues con tu vida, no malgastes tu vida, exprímela.

Memento Mori, recuerda que morirás, y que la vida es corta.

(Fotos: Xumbo de los Bosques, Sergio L.G. Medina)

viernes, 20 de mayo de 2016

Correr es guay



A menudo pienso en la estupidez humana, y me veo reflejado en ella. Soy estúpido, lo afirmo y con mis actos lo confirmo. No me libro de clichés ni de perfiles que te hacen quedar como un estúpido, en cualquier lugar, en cualquier situación. A veces haces el patán, consciente o inconscientemente, y alguien te ve; a veces lo haces delante de un grupo de personas. Hoy te encargas tu mismo de que nadie se lo pierda. Un estúpido como yo, tardará en divulgar sus movimientos lo que la red 4G le permita.

 Correr es guay, el running es guay, el trail running es super guay, ¡¡ que guay somos todos !!

 Menos mal que inventaron las aplicaciones como Endomondo, Movescount, etc, sino ¿como se iba a enterar el mundo de lo mucho que corro?......mejor que lo sepan en tiempo real y con pruebas, para que puedan admirarme "on-line". Correr es como follar, si no lo cuentas es como si no lo hubieras hecho, y si puedes dar detalles, pues mucho mejor. Lo ideal es que me haga un selfi en plena hazaña, o que alguien me etiquete en su foto, para que quede constancia.

Incapaz me siento de comprar unas zapatillas y no contarlo a los cuatro vientos. Un par de fotos del modelo, con una frase tal como "mis nuevos neumáticos", me deja en pleno éxtasis. Luego, lo que me pone mucho, es decir en que prueba las voy "a meter tralla" . No es lo mismo decir "son para usarlas y punto", que informar del objetivo final : "son para comerme los tropecientos kilómetros de la Ultra Fuck Ass 2017".

Soy estúpido, pero no tanto. Cuando vuelvo de una prueba me gusta contar lo bien que lo he hecho, y poner mi crono y mi puesto en la clasificación. Pero no me subestimes, si me sale una cagada, evito por todos los medios dar datos, me hago el sueco, doy rodeos y busco excusas. Soy estúpido , pero no tonto. Mi blog es mio, y cuento lo que me interesa. La épica queda bien, viste mucho. No luce igual cruzar la meta con integridad, que hacerlo después de haber potado y pinchado un par de ampollas.

Aun no he probado a correr "por alguien o por algo". Estoy buscando alguna causa noble, porque la verdad es que llevo doce años corriendo porque se me pone en los cojones, y eso queda feo decirlo, y me deja a la altura de betún. Debe ser guay irse a correr a algún lugar exótico, y no hacerlo por puro placer, sino para sufrir por una minoría. No se le pueden pedir peras al olmo, la clase egoísta y egocéntrica corremos para nosotros, y para publicarlo, los "corredores de las causas" corren para sufrir por los demás y no lo publican.......o si......si si, si lo publican, pero para hacer un bien.



 Vivo esperando a que alguien organice la prueba definitiva, esa que será super chunga, y yo seré el primero en darla a conocer......acompañada de la frase "mi próximo objetivo". Que mas da si dicha prueba me supera, si mi estado de forma no está a la altura, si son cifras a las que nunca me he, ni si quiera, acercado. Veo a la gente fracasar, donde todos sabían que fracasaría , y todo el mundo es condescendiente. Cuando la cague, porque la cagaré, me lloverán los "solo planteártelo ya te honra", "ponerte en la linea de salida ya dice mucho de ti" y "seguro que volverás y cruzaras esa meta".......aunque yo sepa que ni en mil años de entreno lo lograré.

 Ahora que llegar el último ,y ser un paquete, se premia, juego con ventaja. ¿Quien cojones quiere acelerar si frenando aumentará mi popularidad en las redes? Si llego a meta ,con pintas de poder hacerlo, no me miran ni los perros, pero si mi aspecto no concuerda con el hecho, me cubrirán de gloria. Puedo elegir entre una indumentaria fuera de lugar, un calzado atípico, o una obesidad excesiva.
He oído lo de usar la técnica de ir haciéndose el remolón, e incluso esconderse para que corra el reloj y reaparecer justo antes del cierre de meta, para ser vitoreado como el último valiente. Es una opción como otra cualquiera de ser alguien, que en realidad es lo que cuenta. Nadie quiere ser invisible en los tiempos que corren.
 Yo, por ejemplo, como soy un mierda en esto del correr, lo compenso escribiendo. Digo cosas chulas, con un estilo propio, y lo publico en mi blog. Correr no corro mucho, pero soy un Ayatolá del correr, una especie de Gurú de tres al cuarto.....soy la hostia en la teoría......porque corriendo soy un paquete, pero soy popular, que es de lo que se trata.

 Y ya está, punto y pelota, se acabó el escribir, que voy a salir a correr un rato , a ver si me justifico y subo un par de fotillos, a ser posible que se me vea majo, o al menos que el sitio sea chulo y de mucha envidia a los demás.