sábado, 29 de julio de 2017

THE UNKNOWN



"De verdad tienes que abrazar lo desconocido, puedes probar todo lo que quieras que sea tu guión, ver cómo va el día y tener esos planes, pero a las montañas no les importa, son indiferentes a los planes, a las esperanzas que tengas" ... "

La  Hardrock 100 de 2016,  se suponía que era una carrera de redención. En 2014, el atleta de The North Face ,Timothy Olson,  golpeó un muro de ladrillo figurativo a medio camino a través de la Hardrock y fue reducido a verse tirado por el suelo, enfermo e incapaz de continuar por un tiempo. Finalmente terminó ,pero quería demostrarse a sí mismo que podía hacerlo mejor. Él consiguió esa oportunidad en 2016, cuando fue seleccionado para participar en la Hardrock de nuevo.

Desafortunadamente para Timothy, el "Deja Vu" le mostraría su cara más fea, porque un destino similar lo aguardaba de nuevo en la Hardrock ...

Timothy Olson:


Antes de batir el récord de la Western States 100, Tim Olson no era un corredor muy conocido (al menos para mi), pero a partir de entonces la cosa cambió.
Con 28 años, Tim logró el sueño dorado de cualquier ultrarunner en EEUU, pero antes de llegar a este momento, la vida del joven Olson estuvo marcada por las drogas, el alcohol y la cárcel. Para salir del oscuro túnel en el que se encontraba, Tim comenzó a correr, tan solo para sentirse sobrio y huir de los fantasmas que le acosaban. Tras viajar con su perro por las montañas de Colorado, sintió que ese era su sitio, y comenzó a ver la vida de otro color.

En los momentos previos a la carrera, Tim se tomó su "momento Zen", leyendo "Siddharta" ( del escritor Hermann Hesse, libro que yo compré en un rastrillo por 100 pesetas hace más de 25 años, y aún lo conservo.) y comprendiendo que en todo hay un equilibrio, que todo tiene sentido, todo está conectado, y que era necesaria su visita a las tinieblas para encontrar ahora su verdadero "yo" y su fuerza interior.

Así que, después de 39 años de WS100 marcados por el calor, el cielo le regaló un día frío, con lluvia e incluso granizo.........y Tim lo recibió como una señal....corrió.....ganó.....y batió el récord de la prueba.

Como dato curioso, Tim donó sangre el mismo viernes, justo el día antes de la carrera más importante de su vida, y para colmo se desmayó, cosa que no le había ocurrido jamás en sus donaciones anteriores ( yo me quedo flojo al menos una semana después de donar, y este tío va y gana una carrera de 100 millas......lo flipo).

Bueno, pues toca ver sufrir a Olson, en este documental realizado por Billy Yang durante la Hardrock 100 de 2016.


No hay comentarios: