lunes, 28 de octubre de 2013

GVVG: El Escalón de Hillary.


Y como si de una broma de mal gusto se tratara, esbozo una sonrisa ladeada y pienso en voz alta ¡¡ que cabrones !!
Subo clavando los bastones con  fuerza, y trato de buscar algún saliente en el terreno donde no resbalen las zapatillas. Y tiro de brazos y de gemelos, avanzando lentamente, para ir superando la brutal pendiente.

Hace tan solo unos minutos que veía aparecer en la oscuridad la parte trasera de un todoterreno de color rojo que rezaba "Bomberos de Montaña", y a pocos metros una débil luz  recortaba la silueta de los dos chavales encargados del control de Molino del Capitán .
Ya nos habían "destripado la película" hace horas, avisándonos con picaras sonrisas : - en el kilómetro 100 tenéis una pared de tres pares de pelotas....
Y en ello estamos, subiendo a base de musculo y paciencia, y escuchando los lamentos y maldiciones de algunos de los miembros del grupito de seis que hemos formado sobre la marcha.....y entre los cuales se encuentra mi hermano.

Si lo meditas en frío, la GVVG será recordada por esta subida, y por la última bajada antes de llegar a meta, y se comentará entre cervezas....entre risas....entre lineas de crónicas épicas.....entre comparaciones de dureza....entre defensores y detractores del cariz que están tomando estas pruebas.......pero, para bien o para mal, esta va a ser la "marca de la casa" cuando se hable de GVVG.
Y que conste que, metido en faena, y después de 98 kilómetros, lo primero que piensa uno es "Ilde, eres un cabronazo" (con todo mi cariño, y sin saber si es la diana a la que disparar el dardo), pero luego, después de la ducha y la primera cerveza , te da por pensar " Ilde, eres un genio, acabas de marcar a fuego esta prueba, y ya tan solo te falta ponerle un nombre a esta subida". Particularmente la bautizaría como "la trepada rompe ilusiones", porque pude percibir en los dos "novatos" a los que acompañaba un repentino desvanecimiento emocional.....y físico.
De verse tocando la meta, pasaron a hundirse en la desesperación, al típico "¿quien me mandaría a mi...?" , al "una y no mas..." , y a remodelar el calendario deportivo del año que viene con un "....lo dejaré para cuando esté mas preparado..."  (tengo que confesar que me divertí mucho escuchándolos despotricar en los malos momentos.....aunque suene feo,  je je... ).

Y no es que me quiera cargar de un plumazo el resto de la prueba, y pasar de describir la belleza de los bosques de castaños, la amabilidad de las gentes , la alegría de los niños que corrían a recibirnos a la entrada de los pueblos, o la presencia del espectacular arco-iris que nos vino a visitar al atardecer......., pero tengo que darle "al Cesar lo que es del Cesar", y este tramo final de la prueba se torna áspero y sangriento, como el de una peli de Quentin Tarantino.



Ya lo comentaba al acabar con otros corredores, la carrera comienza en plan música Pop.....y acaba siendo Heavy Metal....rozando el Hardcore en algún tramo.

Así que asumamoslo, la prueba es así, a nadie le agrada un "Escalón de Hillary" tan cerca de la cima del Everest, pero es lo que pone a prueba la voluntad, y lo que determina quien merece o no la ansiada cima ( o meta en este caso).

Lucho contra el sueño en las zonas fáciles, y me despejo al instante al bajar entre las rocas de caliza, traidoras y resbaladizas.
Pensé que ,acompañar a mi hermano en su estreno ultra, sería algo mas fácil, sin la presión tipo tiempo, distancia o terreno, ya que no era ni la mas larga, ni la mas dura, ni la mas fría, ni la mas calurosa.......ni la mas "nada" de lo que ya llevo marcado como muesca en las cachas de mi Revolver.
Pero como ya se sabe, no hay enemigo pequeño, y "hasta el rabo, todo es toro", y me veo sufriendo los últimos kilómetros como todo hijo de vecino.

Asoman los primeros rayos de luz cuando llegamos a Jubrique, y ruedan dos lágrimas como cocos de feria por las mejillas de mi hermano cuando cruzamos la meta. Esta meta es suya, por su esfuerzo, por su tenacidad, por su alegría durante todo el recorrido, y por tragarse el dolor y doblegar una prueba que se me antoja demasiado dura para un estreno............e incluso para mucha gente que ya tenía experiencia.

Menciones

No suelo hacer esto, pero quiero agradecer a la organización por este fin de semana, por esta gran carrera, por esa gran bolsa del corredor, por controlar la lluvia de manera que no fuera molesta ( ¡¡ no se como lo han conseguido !!) y por lograr reunir a tanta buena gente.

También agradecer a los amigos de siempre, y a los nuevos, su cariño. Nos vemos en la siguiente.


7 comentarios:

Daniel dijo...

Enhorabuena a los dos. Para ser su estreno le buscaste una cortita y fácil.
Sds

Antonio Morales dijo...

Por lo que cuentan los que llegásteis a meta tenéis ganado el reconocimiento. Felicidades.

PLUM TACHIMOWSKY dijo...

Dale la enhorabuena a tu hermano, y dile, que teniendo hermanos como tu, le sobran un puñao de enemigos, jajajajaja ¡¡Vaya estreno!!
Fuerza y Honor

Livan dijo...

Gracias a todos. Si, ya lo se, ha sido descabellado meter a mi hermano en semejante fregado, pero ha salido bien, y ahora sabe donde se ha metido, y hasta donde es capaz de llegar.

Un saludo.

Silvia Infante dijo...

Que emoción leer vuestras palabras y poder sentir esa ansia de lucha y esfuerzo que demostráis.. Fue un regalo formar parte de la I utgvvg..
Una voluntaria.

Rubén dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Livan dijo...

Gracias Silvia, a ti y al resto de voluntarios por ese gran fin de semana.

Ivan Vivo.