jueves, 6 de octubre de 2016

CORRER ES CORRER



Grecia, año 2007, un pequeño y desconocido polaco, lidera la ultramaratón por excelencia, la Spartathlon. Piotr Kurylo, al que muchos están tomando por loco a estas alturas, lleva horas escapado en primera posición, perseguido por el vigente campeón de la prueba, la leyenda viva de EEUU, Scott Jurek.
Piotr, cuya única referencia para los demás es haber acabado la prueba el año anterior, apenas una hora antes del cierre de meta, va lanzado como un kamikaze hacia Sparta.
A estas alturas, Jurek lleva 193 kilómetros de carrera, y ha descolgado a la élite de la prueba, tipos como Valmir Nunes (ganador en 2001), Markus Thalmann (ganador en 2003), Jens Lukas (ganador en 2004 y 2005) y el japones Sekiya Ryoichi (ganador en 2002 y 2009).......pero no logra alcanzar al jodido polaco.

Mientras tanto, toda la atención de la prueba se la lleva Piotr, sobre todo cuando se destapa una noticia que deja a todos boquiabiertos: el polaco ha llegado a la salida en Atenas, ¡¡¡ corriendo desde Polonia !!!
El tipo ha recorrido 2800 kms, tirando de un carrito de bebé "tuneado" para la ocasión, con todo lo necesario para sobrevivir las seis semanas que ha durado su viaje (una media aproximada de 70kms diarios).

Finalmente, Jurek consiguió adelantar a Piotr en la oscuridad de la noche, y apretó el ritmo para desaparecer de su vista, y simular encontrarse mucho mejor de como en realidad se encontraba (no quería que el polaco se viera con posibilidades y le amargara la fiesta).

Al final, "el hombre del carrito" (como empezaron a llamarle), llegó a meta en segunda posición, con un tiempo de 24 horas 29 minutos 41 segundos, y se desmayó a los pies de la estatua de Leónidas.



Básicamente, después de su gesta, Piotr recibió lo mismo que el resto de corredores llegados a meta, una corona de laureles y un sorbo de agua......y a día de hoy sigue siendo prácticamente un desconocido (casi seguro que es la primera vez que lees sobre esta historia y sobre Piotr).

En esencia, esto es lo que mantiene vivo el espíritu de los ultramaratones: si no hay premio en metálico, ni fama,  los necios y el dopaje se mantienen alejados. Pero ¿cuanto va a durar sin corromperse?

Coge una carrera a pie, donde no haga falta correr, llámala "Ultra", y agotaras dorsales. Tendrás cientos de personas ( que apenas aguantan corriendo 20 kilómetros a ritmo decente sin pararse) creyéndose ultrafondistas, o ultrarunners (que suena mejor). En un par de ediciones, una marca fuerte verá el filón, y patrocinará la misma.
Ahora, has conseguido un negocio, no una carrera, donde una legión de caminantes (disfrazados de polaco) protestan por el polvo del camino y por la calidad de la prenda "finisher" ;  una manada de insolentes, a los que no conformarías con un puñado de laurel y un sorbo de agua.

Si observas internet, hay pruebas que parecen el Mayo de las Comuniones, donde hay mas preocupación por el menú y el álbum de fotos, que por el acto en si y su esencia. Se dedica mas tiempo a escoger el traje, que a preparar la ceremonia. Luego, todos la mar de monos en la linea de salida, y en las fotos de meta........si se llega....

Correr es correr, al menos respetemos eso.

Podemos correr por correr, a diario, sin tener que demostrar nada a nadie. Podemos correr en pruebas de 25 o 30 kilómetros, y acabar agotados, y pletóricos.
Podemos correr un maratón, sin creernos anticuados, y sentir el orgullo de antaño.
En cualquier caso, habremos corrido, en el sentido literal del verbo, y en la esencia del acto.

Incluso Piotr y Jurek, se vieron obligados a caminar en la subida al monte Parthenio, no por descanso, sino por imposibilidad y por cordura. No es algo que les haga débiles, es que la pendiente lo exige, como en otros momentos puntuales de la prueba.
A veces hay que caminar, y punto.

Pero cuando se camina todo el rato, y lo que se hace "a veces" es lo de correr, queda claro que alguien ha bautizado mal la prueba, llamándola carrera.

No todos podemos correr 70 kilómetros diarios durante seis semanas......y menos tirando de un carrito. No todos podemos acumular mas de 100 kilómetros semanales en las piernas. No todos nacimos en lo alto de una montaña, o nos caímos de pequeños en la marmita de Panoramix el druida.
No todos podemos ser ultrafondistas........o al menos no podemos serlo sin pagar el precio.
Un precio que supone horas sin descanso, sin otro ocio que correr, y conseguir asimilarlo. Un precio que supone delgadez, dolor corporal,  y conseguir no caer lesionado. Un precio que supone ausencias y horarios, cambios de humor, y conseguir no trastornar un hogar, ni las relaciones humanas. Todo ello quizás, por un puñado de laureles y un sorbo de agua.

Correr es correr, y eso quizás si que podemos hacerlo, no uniendo Atenas con Sparta, pero al menos despegando los pies del suelo, fieles a la definición del acto.
En una sociedad de disfraces y de engaños, de perfiles retocados, de reality shows, donde todo el mundo finge ser quien no es para acumular seguidores, todo está contaminado......todo el mundo juega al mismo juego de tramposos.

Piotr Kurylo lo dio todo, hasta caer desplomado, corriendo con las reglas del correr, en la madre de todas las carreras........y para el mundo no es mas que un desconocido. Creo que al menos merece estos renglones, destapar por un día su difícil nombre, y que alguien mas ,que se dice ultrafondista, conozca su hazaña.

Correr siempre será correr, aunque se empeñen en disfrazarlo.






16 comentarios:

Kalamator dijo...

La entrada es muy buena (mierda, ahora que me estaba quitando), pero has abierto una puerta peligrosa, cuidado: ponerse de espaldas al establishment carreril implica que correrás más sólo que nunca y no tiene vuelta atrás. Matizo que lo que corro ultimamente no tiene nunca 20km corribles. Ni 10. Ni 5. Hacemos la gracia de decir que "si hay marcas, es corrible", pero no en vano a veces llevamos piolet, crampones... cosas que no son exactamente para "correr". Un amigo médico me decía que no estamos biomecánicamente preparados para "correr" en sentido atlético (y te lo dice uno que hacía 11'89"), que en la naturaleza no lo haríamos igual que no levantaríamos pesas, sino que haríamos algo parecido al paso de los indios jogg, que raras veces es más rápido de los 8min/km. Llevo en esto mucho menos que tú, pero hace tiempo que me sacudí el complejo de correr. A veces lo hago, a veces camino (todo ultrafondista sabe que hay que ir alternando para no agotar los músculos, que son antagónicos), a veces trepo, a veces repto, a veces vomito y hasta una vez convulsioné. Correr es para la gente de asfalto. A mi no me gusta el asfalto

Anónimo dijo...

Real,veridico, es muy difícil salir del engranaje en el que estamos metidos, me maravilla la gente que corre por el placer de correr, yo a veces necesito estímulos cada vez menos pero es difícil salirse de la rueda

Javier Belloso Martínez dijo...

Correr por correr, sin maquillarlo. Ahora prima mas el selfie post carrera que la carrera en si, prima batir marcas a toda costa incluso poniendo tu salud en juego.

Me he bajado del carro, corro cuando, como y donde me de la gana, 99% de veces solo y cuando mi hija me deja, hay que tener claro las prioridades y cuando correr se convierte en una obsesión... malo.

Pero claro, hoy en dia si no corres una ultrarequetemegamaraton no eres nadie, si corres medias maratones eres un pringao.

Y si, algunas carreras mas que carreras son marchas. Algunas tienen equivocadas el nombre.

Una vez mas... totalmente de acuerdo.

A de la Mata. dijo...

Ivan, tienes mas razón que un santo. En el mundo del ultra y de las carreras hay divos, pero tb hay mucho currante, que hace su papel porque le gusta y pasa totalmente desapercibido como el amigo polaco. Este como Tony Mangan, el irlandés que ha dado la vuelta al mundo corriendo, es gente que a los que les apasiona hacer esto. Pasión extrema, que a la mayoría de los mortales les parece locura.
Por cierto este año otro polaco ha dominado la Spartatlhon.
Desde mi retiro (espero que sea pasajero) te deseo que sigas haciendo esto que haces tb. Escribir y seguir haciendo esas pequeñas "locuras" que te gustan. Un Saludo. A de la Mata.

Livan dijo...

Kalamator, yo tampoco soy corredor de asfalto, y correr rápido no se lo que es. Me gusta la montaña, desde antes de empezar a correr, y también soy de trepar. Si voy a una carrera, corro, si voy a un ultra trail, avanzo lo mas rápido posible......avanzo, no puedo decir "corro", porque no sería cierto.
Veo gente con pantorrilleras y mochila S-Lab por "la ruta del colesterol", caminando a paso tortuga, y haciéndose selfis con el movil. Jamas los veras corriendo, jamas los veras delgados, pero se inscriben en pruebas de 100 kms o mas, y hablan de lo mucho que han corrido.
Puedes ser un buen corredor, o puedes ser una mierda de corredor (como yo), pero eres corredor. Si eres capaz de correr 100 kms o mas, y digo "correr", eres un ultrafondista o ultracorredor.
Si eres capaz de hacer lo mismo, pero caminando, eres un marchador o ultra-marchador, con tus dos huevos bien puestos (como Bernardo José Mora, por ejemplo) que conste, y con todo mi respeto y admiración. Pero si eres un flojeras que se ha subido al carro de la moda, donde los organizadores te han dado cabida, y presumes de hacer lo que no haces, no mereces esos elogios que recibes.

Tan solo eso.

P.D: Gracias a todos por vuestros comentarios.

Livan dijo...

Angel de la Mata, tu eres uno de esos ultrafondistas "puros" que tuve la suerte de conocer, y has representado a España en pruebas internacionales, ahí es nada. Para mi has sido un referente, y un representante del espíritu del ultrafondo clásico.
Espero que regreses pronto de ese retiro (obligado, imagino), y vuelvas a disfrutar de esto, y a dar guerra.

Muchas gracias por tus palabras y un abrazo.

P.D: Pego un recorte sobre ti que tengo guardado hace algún tiempo.

"A sus 57 años ha desgastado tantas zapatillas que no sería capaz de echar la cuenta de ellas. Lo suyo nunca fue correr rápido, pero devorar kilómetros es desde hace muchos años, la afición de Ángel de la Mata, un leonés que aunque hasta ahora haya permanecido en un segundo plano, lleva más de una década asomándose a la selección española de ultrafondo. Curtido en más de un centenar de maratones y en decenas de carreras de 100 kilómetros, donde más cerca ha estado siempre de los mejores del mundo es en pruebas de 24 horas. Este fin de semana volverá a codearse con los más grandes. La localidad polaca de Katowice acoge mañana el Campeonato de Europa y del Mundo de 24 horas y allí estará el leonés.

Se trata de una cita para corredores fuertes muscularmente, pero sobre todo, con cabeza que les permita olvidar dolores y cansancio para seguir hacia adelante. La prueba consiste en estar un día entero dando vuelas a un circuito de 1,5 km. Nada menos que pasar 24 horas corriendo sin parar más que para cubrir las necesidades mínimas y hacer tres o cuatro comidas frugales “porque todo el tiempo que pares es tiempo que no estás corriendo y aquí no espera nadie por ti”, señala el corredor leonés que en su palmarés anota éxitos como haber completado la mítica y descomunal Spartathlon que sale de Atenas y llega a Esparta después de recorrer casi 240 km de subidas y bajadas.

Individualmente no sueña con estar cerca de los mejores, pero sí tiene el reto de estar lo más cerca de su mejor registro, los 229 km que recorrió en el mundial que se celebró en Francia. Con ello podría echar una mano a la selección española para estar cerca de la pelea por las medallas en el apartado de selecciones.

De la Mata no se acercó al mundo de las carreras hasta los 40 años. Desde entonces no ha dejado de correr y su regularidad para superar los 200 km en las 15 pruebas que ha afrontado de 24 horas le han servido para que la selección española cuente con él como complemento perfecto para la prueba polaca."

Anónimo dijo...

Desmayar va con y.

Anónimo dijo...

Y después de todo eso, llega y sencillamente va y se quita las mallas (se desmalló...). Que tío!

Livan dijo...

Upps, cierto, menuda cagada, por poco me desmayo al verlo. Corregido. Gracias anónimo.

teres dijo...

gracias por no escribir la palabra running o runner. De corazón.

Livan dijo...

De nada señor Teres, esos anglicismos solo suelo usarlos en plan sarcástico......aunque alguna vez se me habrá colado alguno unido a la palabra trail.

A de la Mata. dijo...

Gracias Ivan por ese recorte. Te leo con admiración. Dices grandes verdades y pones unos enlaces espectaculares. Un Abrazo. A de la Mata.

Manuel dijo...

Hola, buen artículo como siempre, si bien quisiera comentar algunas de tus reflexiones sobre lo que se considera correr o no.

Correr. La RAE en su primera acepción dice: andar rápidamente y con tanto impulso que, entre un paso y el siguiente, los pies quedan por un momento en el aire.

Bien,esta es la definición "atlética" de correr. Sin embargo, en su segunda acepción dice:ir deprisa. Aquí es donde quería llegar yo.

Resulta habitual en las carreras de montaña entre aquellos que provienen del atletismo oír cosas como "eso no es correr" "eso es un trekking con dorsal" y similares, que en mi opinion denotan desconocimiento de la actividad. Se oyen otras perlas como "los bastones deberían estar prohibidos", que denotan aun mas desconocimiento, pues los bastones son el instrumento para desplazarse por la montaña mas antiguo de cuantos se pueden usar, ropa y calzado incluido.

En las carreras de montañade larga distancia se anda, mucho, todos desde el primero al último. Y eso también puede llamarse correr, claro que sí. Veamos algunos ejemplos.

UTMB. 171kms para 22h que tarda el ganador. Me sale una media de 7,8km/h. Es eso correr? Si le preguntas a un maratoniano te dirá que casi que no, claro. Pero pommeret corrió, y mucho. En sentido literal y en sentido "montañero". Y eso que estamos hablando de la carrera de montaña de larga distancia más famosa y con mas nivel, y estamos mirando el tiempo del ganador. Según ese criterio en esta carrera no corre nadie.

Kilian jornet en el récord del Cervino, subiendo, caminó casi todo el rato. Y fue a toda pastilla. Corrió, por tanto, entendido como la manera más rápida de desplazarse en ese terreno.

Yo, en mis últimos tres maratones de montaña (MAM y MAMOCU) durante la carrera, yendo yo andando, he adelantado a gente que en ese momento iba corriendo. A más de uno. Quien va corriendo? Él. ¿quien corre más? Yo. ¿entonces? ¿como es posible? Para mi esta claro que una de las claves en una carrera de montaña es saber caminar rápido subiendo, al menos para un humilde popular como yo.

Lo que vengo a decir es que, en la montaña, correr no siempre es "correr". Correr puede ser caminar a toda leche, puede ser trepar a toda velocidad usando pies y manos, puede ser subir una pedrera manos a los muslos, siempre será la manera más rápida de desplazarse, pero no tiene pot que ser correr en sentido atlético. Es solo una de las muchas diferencias entre la montaña y el asfalto. En asfalto si no corres es por pura debilidad, en montaña si andas es (o deberia ser) por inteligencia.

Y es que la montaña y el asfalto son mundos tan distintos, que el término correr no es igual en ambos. Es como si un piloto de MotoGP criticase a otro de trial y dijese que ese tío no corre, que eso no es ir en moto. Mundos diferentes requieren conceptos diferentes, o esa es mi humilde opinión.

Abrazos



Livan dijo...

Hola Manuel. En primer lugar muchas gracias por pasar por el blog y dejar tu comentario. Lo has explicado muy bien. Ya lo he puesto yo en la entrada, a veces hay que caminar y punto, por cordura o por excesivo desnivel, eso no tiene discusión alguna. Si echas un vistazo a mis carreras mas importantes (a la derecha del blog), veras que casi todo son ultras por montaña, incluido UTMB en 2006 y 2007, donde me harté de caminar, y corrí lo justo para llegar vivo y en tiempo a meta. Está claro que cuando llegas a una montaña, tienes que adaptar el correr a las dificultades del terreno, y los ritmos van desde caminar, trotar, o carrera suave en las bajadas. Si eres corredor, sabras adaptar e intercalar esos ritmos a cada terreno.......si eres lo que crítico en esta entrada, caminaras, te haras cientos de selfis, y comentaras en las redes sociales que no acabaste por problemas gastricos, pero que hasta ese momento ibas corriendo y adelantando gente.......De eso va la entrada, no de comparar asfalto con montaña (yo soy de montaña).

Gracias de nuevo y un abrazo.

Manuel dijo...

Si, de acuerdo, lo de poner como ejemplo el asfalto era solo eso, ejemplo, no queria comparar ambos sino diferenciar correr, de correr por montaña.

Lo de los selfies y demás parafernalia no lo he comentado porque estoy completamente de acuerdo, además yo tengo la teoría de que si no llevas ningún dispositivo aprietas más porque siempre pienso que no me estoy esforzando lo suficiente, jeje.

Abrazos

erbixa Rosales dijo...

Livan, totalmente de acuerdo, hay carreras hechas con mucho esfuerzo y las críticas son porque en la meta no sonó su canción o no había unos romanos esperando...
Cada día con más ganas de correr y menos de ir a carreras.