martes, 29 de mayo de 2012

Correr y donar sangre.


Hace algo mas de ocho años que soy donante de sangre. Es una de esas cosas que me hacen sentir útil. Mas allá de la clases sociales, del poder adquisitivo, de la belleza corporal, y de todas esas vanidades que mueven el mundo....el donante de sangre salva vidas humanas de manera anónima, y sin recibir nada a cambio....en lo material, porque en lo espiritual te hace sentir bien contigo mismo, como pocas cosas en esta vida. Así que cuando recibo un sms en el móvil, desde el banco de sangre, diciendo que andan bajos de reservas y que necesitan mi sangre, no dudo en hacerlo.
¿Y como me afecta esto a la hora de correr? Pues particularmente, el día que dono sangre no se me ocurre entrenar. Los días posteriores siempre me noto fundido, sobre todo en las cuestas, el pulso me sube por las nubes y me cuesta una barbaridad mantener un ritmo decente. Incluso he sufrido algún pajarón y me he tenido que poner a caminar. Al cabo de unos quince días ya me voy notando de nuevo fuerte y vuelvo a recuperar las pulsaciones y los ritmos.
El mio no es un caso aislado ni anormal, he leido durante estos años a cantidad de corredores que sufren los mismos efectos: cansancio, elevación del pulso, dificultad para subir cuestas y mantener el ritmo.....etc. Pero todos siguen donando sangre y sintiendose orgullosos de ello.

¿Que supone donar sangre para nuestro organismo?

Donar 500 ml de sangre supone una reducción del 10% de sangre y por tanto de su capacidad de llevar oxígeno a los músculos. Perder esta cantidad significa que vas a tener problemas para competir durante unos días después de la donación, sin embargo no es problema alguno para correr a un ritmo suave o medio.
Desde la Facultad de Ciencias del Deporte de Castilla la Mancha, Ricardo Mora y su equipo analizaron a 8 deportistas después de sacarle sangre y vieron como, aunque el organismo tarda 21 días en recuperar todos los glóbulos rojos, el plasma se recupera a los dos días de hacer la donación.



La única salvedad a realizar es en verano, ya que al donar sangre el organismo aumenta su temperatura en dos grados, con lo que habría que tener cuidado. En invierno esta consecuencia no tendría tanto problema.
A largo plazo incluso puede ser beneficioso, ya que además de renovar parte de los glóbulos rojos el organismo con el tiempo puede aumentar hasta un 3% el hematocrito.

Por último una pregunta habitual es ¿qué tipo de análisis se lleva a cabo a cada donación en estos momentos? La respuesta es la siguiente: A cada donante, y por tanto a cada donación, se le practican las siguientes pruebas o determinaciones: Control de la tensión, detección de posibles anemias, determinación del grupo sanguíneo y factor Rh, detección de anticuerpos irregulares, detección de sífilis, detección del virus HIV (SIDA), detección de hepatitis B y C y detección de otros anticuerpos. Donar sangre de forma altruista es seguro para el que la dona y por supuesto para el que la recibe. Su consumo crece sin parar porque cada día mayor número de patologías son susceptibles de ser tratadas con este líquido vital. Para terminar decir que en España cada día por efecto exclusivo de la sangre donada se salva la vida a 65 personas que de otra manera hubieran muerto irremediablemente, además, otras 320 continúan viviendo o recuperan su salud gracias a la sangre donada y otras terapias. Si proyectamos estas cifras a un año estaríamos hablando de 23.000 vidas salvadas y otros 125.000 enfermos recuperados. ¿Merece la pena, verdad?. Seguro que si estos detalles los conociera el conjunto de la sociedad, en lugar de dos millones de donantes, que a duras penas cubrimos las necesidades, muchas otras personas que también tienen la suerte de tener buena salud, se incorporarían a nosotros.

Recomendaciones despues de una donación:

- No corras el día en que dones sangre. Hazlo coincidir con uno de tus días de descanso.
- Asegúrate de aumentar la toma de hierro después de donar, especialmente si eres mujer.
- Los corredores competitivos pueden donar sin problemas, pero mejor fuera de su periodo competitivo.
- Para absorber más hierro en tu dieta, bebe zumo de naranja con el desayuno, come verduras variadas, pollo y mariscos.
- ¡ Cuidado con la anemia ! Donar sangre con regularidad puede conducir a anemia, pero si tienes cuidado y aportas hierro no tendrás problema.

7 comentarios:

David Mora dijo...

Estuve donando el viernes y los 2 dias que he corrido despues me ha pasado lo que ha ti. Hoy me costaban las cuestas y mantener un ritmo cuando la semana pasada tiraba bien. Pero la satisfaccion de ayudar a otros es insustituible.

Livan dijo...

Así es David, un pequeño sacrificio frente a la oportunidad de salvar una vida.

Un abrazo.

PEZ dijo...

Yo llevo donando desde hace años y nunca he notado nada,...tampoco me machaco tras las donaciones, pero la ilusión que me hace donar, se antepone a todo lo demás.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Un excelente artículo. Lo que me planteo es que esa reducción de un 10% del volumen sanguíneo no se equipare a una reducción de un 10% de la capacidad sino mucho mayor, cosa que el texto creo que expresa a la perfección

Rafa González dijo...

Buen artículo. yo hace años que dono y la verdad es que tras el bocata no noto ya nada y al día siguiente entreno como si nada. Una vez casi no me dejan donar por tener 45 pulsaciones...jeje

Anónimo dijo...

Hoy fue mi primer día que done sangre y la verdad es como que estoy un poquito cansado .peto ciento una enorme emoción al ver que lo que done le servirá a otro ser humano.

Unknown dijo...

Puedo donar sangre y luego de dos dias caminar 50km? Me afecta en algo? La verdad es que primera vez que donaria y precisamente esa semana es la misma de esa caminata